Dios no es amor ni libertad

La contradicción es la siguiente: quieren al mismo tiempo a Dios y a la humanidad. Se obcecan en poner juntos dos términos que, una vez separados, sólo pueden volver a encontrarse para destruirse. Dicen con igual impulso: Dios y la libertad del hombre, Dios y la dignidad y la justicia, la igualdad y la fraternidad, la prosperidad entre los hombres, sin preocuparse de la lógica fatal en virtud de la cual si Dios existe, es necesariamente el amo eterno y supremo, absoluto, y si ese amo existe, el hombre es un esclavo: ahora bien, si es esclavo, no hay ni justicia, ni igualdad, ni fraternidad, ni prosperidad posible. Puede esforzarse, en contra del sentido común y de todas las experiencias proporcionadas por la historia, en presentar su Dios como alguien animado por el más tierno amor por la libertad humana: un amo, sea el que sea y por muy liberal que se quiera mostrar, será siempre un amo. Su existencia implica necesariamente la esclavitud de todo lo que se encuentra por debajo de él. Por tanto, si Dios existe, sólo tendría una forma de servir a la libertad humana: dejar de existir.

Bakunin 1976

Si leen atentamente, la palabra que incomoda es “necesariamente”, y es expuesta así porque las religiones más populares (sin querer autoritariamente decir, todas) así lo han impuesto.

Hay frases que me cargan de estos movimientos religiosos, como esta: …Hágase en mí según tu palabra… que triste y limitado es ese pensamiento.

2 comentarios

  1. Dios no es amor ni nada de eso. porque si es así los pobres enfermos que están en la etapa final e sus enfermedades como le aclaman por sus vidas y aun así hace oídos sordos al clamor de estos. Pero como puede oír si no existe? Creo que a llegado la hora de ser humanos y vivir como humanos ok.

    • Lo que expresas es discutible en muchos sentidos, igual lo que mostré en éste artículo… fíjate que un creyente, y no necesariamente fanático, y tampoco monoteísta, podría decirte algo como lo que expresó el escritor británico Clive Staples Lewis:

      “No creo que Dios quiera exactamente que seamos felices, quiere que seamos capaces de amar y de ser amados, quiere que maduremos, y yo sugiero que precisamente porque Dios nos ama nos concedió el don de sufrir; o por decirlo de otro modo: el dolor es el megáfono que Dios utiliza para despertar a un mundo de sordos; porque somos como bloques de piedra, a partir de los cuales el escultor poco a poco va formando la figura de un hombre, los golpes de su cincel que tanto daño nos hacen también nos hacen más perfectos.”

      Hay gente que es feliz con la teoría Teocéntrica y le hacen daño a nadie, otros como yo, no creemos e ídem…hay que vivir y dejar vivir, saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Adolfoneda

Para acéfalos de mente abierta…..

FOLK YOURSELF

Para acéfalos de mente abierta…..

malaimagen

Para acéfalos de mente abierta…..

Juan Moya Calquín

Para acéfalos de mente abierta…..

Pensamientos a la Deriva

Para acéfalos de mente abierta…..

Ecocosas

Para acéfalos de mente abierta…..

A TIENTAS

Para acéfalos de mente abierta…..

Partidas de Pepe

Para acéfalos de mente abierta…..

Cartas desde Chile

Para acéfalos de mente abierta…..