Déjame

Déjame lacerar con mi olvido tu esperanza,
y acariciar tu hermosura  llamada pena,
para enfermar la dicha de verte plena,
y así mimar tu ahogada confianza.

Déjame saciar mi apetito con tu obediencia,
beber contigo tu amoratado servicio,
haciendo tus lágrimas en mi ladino vicio
cuando sollozo mis gestos de incomprendida inocencia.

¿Qué a caso no puedes callarte?¡¡¡
no,
no me hagas obligarte!!!

Calla!!! , que nos escucha la vecina!!!
no,
mejor ándate a la cocina…

Déjame maquillar tus festejos con demencia
decorando risitas muecas y empolvadas,
encrespando mis virtudes ensalzadas
por el apoyo de observantes sin clemencia.

Déjame vestir tu mirada sosiega
lustrando mi alma con tu sonrisa,
planchando tu vida en mi camisa
cuando tu amor a mí no lo niega.

Déjame follar tu valor mermado,
barriendo mi cuerpo con besos de querencia,
así  masturbar tu boca  sin clemencia,
iras ciegas cuando creo que te he amado.

No, si él no se comporta de esa manera…
Es que, el dinero, la pega, los niños…
Eso influye a cualquiera…

No, si a la próxima no le aguanto…
Si no creas en los chismes…
Si no es para tanto…

El problema es que todos se entrometen,
las peleas de pareja, son de pareja,
no necesito de consejos que me acometen…

Déjame anidar tu alegría en mi altivez,
entrelazando vástagos de despedidas
que acunaron llantos y bebidas
crecidas en la sombra de mi estupidez.

Déjame naufragar tu belleza en mi alma
purificando así la acequia de mi amor,
que riega las dichas con dolor
y oleadas de sangre de mi palma.

Déjame mi vida vivir contigo enamorado
y así mirar el cielo sin mi lamento,
cuando siento que no estoy contento,
cuando veo tu rostro amoratado.

Déjame mi corazón mimarte en mi nube
hecha de tus lágrimas frías y condesadas,
y así reír nuestras vivencias pasadas,
recordando cada grito cuando te tuve.

No permitas que guíen tus respiros e ilusiones,
tus llantos y alegrías,
tus compañías y tus pasiones.

Acaricia tu vida con dignidad
El amor se enamora del respeto
No de lagrimas e infelicidad…

No protejas con miedo la agresión
Desnuda con osadía la violencia
No confundas compasión con indecisión…

Por eso conmigo no sigas avanzando…
Y por el amor que hubo entre los dos…
Déjame, no me sigas perdonando…

Diego C., De el Toconao del alma, Santiago, 2010

Una respuesta

  1. que buena ilustracion de la violencia … me dio hasta penita la tipa imaginaria y pesar de ser golpes tambien imaginarios me duele el alma por ser tambien … mujer…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Adolfoneda

Para acéfalos de mente abierta…..

FOLK YOURSELF

Para acéfalos de mente abierta…..

malaimagen

Para acéfalos de mente abierta…..

Juan Moya Calquín

Para acéfalos de mente abierta…..

Pensamientos a la Deriva

Para acéfalos de mente abierta…..

Ecocosas

Para acéfalos de mente abierta…..

A TIENTAS

Para acéfalos de mente abierta…..

Partidas de Pepe

Para acéfalos de mente abierta…..

Cartas desde Chile

Para acéfalos de mente abierta…..