Himno del Amor Chileno

No voy a la guerra con el Argentino,
Él es mi vecino y es mi amigo,
No voy a la guerra contra el Peruano,
Es mi vecino y también mi hermano,
No voy a la guerra contra el Boliviano,
No soy capaz ni de matar a un gusano.

No voy a la guerra contra Irak,
No me interesa ir a robar,
No voy a la guerra señor general,
Si usted es tan cobarde con las maños limpias vaya a pelear,
No mande a los pelaos a asesinar,
No a larga distancia como han de matar.

No voy a la guerra, no voy a la guerra nunca mas!!!.

Me da vergüenza la pacificación de la araucania y el bando militar,
Me da vergüenza la guerra del pacifico y el golpe militar,
Me da vergüenza Vietnam y hasta la segunda guerra mundial.

Una bandera es linda cuando juega la selección,
Cuando la dibujamos cuando chicos en el pizarrón,
Cuando Marcelo, Iván o Pizarro meten un gol, SI!!!
Pero no cuando hay que ir a matar,
Ahí no es linda,
Cuando hay que ir a odiar.

Cuando quemamos las casas de los extranjeros de Sudamérica,
Cuando nos reímos de la tristeza del pobre hermano Argentino,
Cuando hablamos con prepotencia sobre el Peruano,
Pero le abrimos las patas al norteamericano.

Yo quiero al hermano Argentino,
Yo amo al Boliviano,
Yo adoro al Peruano,
Y si alguien tiene un problema con eso,
Bien puede lamerme el ano!!!.

Jorge González
Arreglos: Diego C., Ojala fuese mío…..

Anuncios

2 comentarios

  1. Esa mañana desperté de inmediato,
    concilié el sueño sólo con ayuda de pastillas,
    tu sabes, la exitación que produce la conciencia de estar a punto de escribir una página de la historia,
    puede llegar a ser, por momentos, insoportable.

    Pero yo soy un hombre de temple,
    el hombre escogido, bajo mi almohada,
    el sobre con el solemne menbrete patrio con las instrucciones precisas generadas por las altas mentes
    que me han designado.

    Me siento feliz, me siento henchido de santo gozo justiciero,
    calzo mis zapatos y pantalones y comienzo el ritual matutino prolijo y calmo,
    como si este fuera cualquier día de mi vida.

    Como si de mis manos y de mi frialdad
    no pendiera gran parte de la seguridad de mis hijos,
    de tus hijos.

    El desayuno esta frío, pero no lo tono casi,
    la ventana, arroja la luz tamizada de gris del otoño
    en la city,
    hay tiempo para un sonrisa en el espejo del baño antes de subir al automóvil acondiconado para mi mision,
    faroles, quiosco, carnes, faldas…

    Mi hija menor, la Nancita,
    se me viene a la cabeza,
    con sus gritos en la mañana,
    con sus manitos en mi cabeza.

    Conozco bien el camino,
    nada ha sido dejado al azar en esta ocación,
    estaciono el coche, a una cuadra de mi punto de acción,
    rodeo la manzana, y escalo sigiloso la muralla gris que marcamos en el despacho como acceso seguro.

    En mi cinturon un revolver, en mi mente la bandera,
    tres metros y medio de ladrillos hay entre la ventana de su baño y yo,
    subo, mi corazón salta, él tiene una mucama,
    si se interpone peor para ella.

    Un esfuerzo más y estoy dentro,
    acompañado del silencio de la mañana,
    penetro por el angosto pasillo de sus nuevos adornos,
    y me detengo a oír, los sentidos aguzados por el entrenamiento.

    Creo que esta solo, ¡¡Great!!,
    ahí lo veo, de espaldas a mí,
    con un pijama blanco y su calva,
    no me sospecha, está bebiendo cafe.

    Doy un vistaso a su habitación,
    y veo sus libros,
    libros plagados de amenazas y falsedades,
    libros que traerian esclavitud y muerte a las misiones humanas.

    Cerca de la ventana un cartel cerigrafico,
    de aquella cantante anti-arte,
    en escasos segundos, con la mano en el gatillo,
    y el sudor en mis cienes, pienso en mis emblemas,
    en los hombres justos y viriles que me han elegido,
    en la mison historica de evitar el odio,
    en la calle que llevará mi nombre.
    Tomado de AlbumCancionYLetra.com
    Pero no quiero que muera sin saber por qué muere,
    le llamo por su nombre, leo el terror,
    y una mueca de desilución en su odiado rostro,
    le pregunto… ¿Por qué no cantas ahora?
    ¿Qué fue de tu retórica?
    ¿Por qué no desafias al aire y con el puño cerrado?
    No espero su respuesta…
    ¡Y disparo!

    Jorge gonzalez – Lo estamos pasando muy mal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Adolfoneda

Para acéfalos de mente abierta…..

FOLK YOURSELF

Para acéfalos de mente abierta…..

malaimagen

Para acéfalos de mente abierta…..

Juan Moya Calquín

Para acéfalos de mente abierta…..

Pensamientos a la Deriva

Para acéfalos de mente abierta…..

Ecocosas

Para acéfalos de mente abierta…..

A TIENTAS

Para acéfalos de mente abierta…..

Partidas de Pepe

Para acéfalos de mente abierta…..

Aronoel Allem desde Chile

Para acéfalos de mente abierta…..